Saltar al contenido

Crítica detallada: Descubriendo la esencia de ‘Lo que Arde’ (O que arde)

Crítica detallada: Descubriendo la esencia de'Lo que Arde' (O que arde)


Sumergirse en la intensidad incandescente de ‘Lo que Arde’ (O Que Arde) es como abrir una ventana hacia un universo cinematográfico que es tanto atemporal como profundamente arraigado en el aquí y ahora. Esta joya del cine español, dirigida por Oliver Laxe, nos llama a explorar los paisajes de la Galicia rural, un entorno marcado por la belleza salvaje y la dureza de la vida en el campo. Estrenada en 2019, la película se ha convertido en un lienzo en movimiento, donde cada fotograma es una obra maestra visual que enciende la chispa de la reflexión. En este artículo, desenmascaramos la esencia de esta cautivadora película, que, al igual que el fuego que la define, es capaz de destruir y regenerar en igual medida. Con un guión poético y una narrativa audaz, ‘Lo que Arde’ se alza como un testimonio de la lucha humana contra las fuerzas de la naturaleza y el paso inexorable del tiempo.

Descubriendo el Misterioso Telón de Fondo: Lugares de Rodaje de ‘O Que Arde’

‘Lo que arde’ (O que Arde) es una obra maestra cinematográfica que lleva al espectador a un viaje a través de las profundidades de la ruralidad gallega y los incendios forestales que la asolan. El director gallego, Oliver Laxe, ha utilizado su lente para capturar la belleza cruda y desgarradora de la región y, al mismo tiempo, presentar una crítica mordaz de la negligencia humana que ha llevado a la destrucción de su entorno natural.

La película se desarrolla en las montañas de Galicia, en el noroeste de España, una tierra de densos bosques, ríos serpenteantes y pequeñas aldeas esparcidas por la ladera. Aquí, Laxe y su equipo de rodaje han encontrado la perfecta telón de fondo para su historia sobre la naturaleza y la relación del hombre con ella.

Este lugar no sólo aporta un escenario visualmente impresionante para la película, sino que también proporciona un sentido de aislamiento y soledad que refuerza el drama humano en el corazón de la trama. El personaje principal, Amador, interpretado magistralmente por Amador Arias, es un exconvicto que vuelve a su aldea natal para vivir con su anciana madre. La belleza desolada del paisaje gallego refleja su propio aislamiento social y emocional, y la lucha por la supervivencia en un entorno hostil.

Las escenas de incendios forestales en ‘Lo que arde’ son espectacularmente aterradoras, con llamas que arrasan el bosque y dejan un rastro de desolación a su paso.

Estas escenas, filmadas con un realismo crudo y sin adornos, son una poderosa representación de la destrucción que el fuego puede causar. Laxe utiliza estas imágenes no sólo para mostrar el desastre ecológico, sino también para explorar temas más amplios de culpa, redención y la lucha por mantener una conexión con la tierra en un mundo cada vez más desconectado de su entorno natural.

Uno de los aspectos más impresionantes de la película es la forma en que Laxe ha logrado capturar la belleza salvaje de Galicia. Las escenas de la película están llenas de imágenes de la región; desde los frondosos bosques hasta las escarpadas montañas, cada toma es un testimonio del esplendor natural de la región. A pesar de la destrucción causada por los incendios forestales, la película nunca pierde de vista la impresionante belleza del paisaje.

Pero ‘Lo que arde’ no es solo una película sobre la naturaleza y los incendios forestales. También es un estudio profundo de la humanidad, explorando temas como la soledad, la redención y la lucha por la supervivencia. A través de la historia de Amador, Laxe nos muestra las complejidades de la existencia humana y la capacidad del espíritu humano para perseverar a pesar de las adversidades.

En resumen, ‘Lo que arde’ es una película desgarradora y visualmente impresionante que combina una narrativa profunda y conmovedora con una cinematografía impresionante. A través de su lente, Laxe nos invita a explorar no sólo la belleza de Galicia, sino también las profundidades de la experiencia humana. En el proceso, nos reta a reflexionar sobre nuestra propia conexión con la naturaleza y la responsabilidad que tenemos de protegerla.

En conclusión, ‘Lo que Arde’ es una obra maestra que nos sumerge profundamente en la vida rural de Galicia, en una historia de amor, pérdida y redención. Oliver Laxe nos ofrece una visión cruda y poética de la naturaleza y el fuego, protagonistas omnipresentes que nos hablan de la eterna lucha del hombre por dominar su entorno. La fotografía es excepcional, y la narrativa, aunque lenta, es cautivadora, dejándonos con una melancolía inquietante y una belleza desgarradora. ‘Lo que Arde’ nos reta a enfrentar nuestra propia relación con la tierra y el fuego, y nos invita a reflexionar sobre nuestra propia existencia. No es solo una película, sino una experiencia cinematográfica profunda y auténtica, una que no debe ser pasada por alto por ningún amante del cine serio.